lunes, 13 de abril de 2009

El Juego Heurístico

La educación infantil de 0 a 3 años, Goldschmied, E y Jackson, S. ed Morata (2000) cap VIII


(...) El Oxford Dictionary define el aprendizaje heurístíco como “un sistema de educación en el que al alumno se le enseña a descubrir por sí mismo las cosas”. Ha sido una corriente que h dominado en la educación primaria inglesa durante muchos años (aunque en este momento es objeto de duras críticas). Hasta hoy se ha reflexionado poco sobre cómo se puede extender
este principio a la educación que se aplica a las niños y niñas más pequeños. Con la denominación "juego heurístico" se quiere destacar la gran importancia de este tipo de actividad exploradora espontánea, y darle la relevancia y dignidad que merece.


El factor básico del desarrollo de las habilidades del niño en su segundo año de vida es su progresiva movilidad. Esta destreza recién adquirida se practica sin cesar durante todo el día mientras permanece despierto, y a menudo esta pasión por ir de un lado a otro es la que provoca ansiedad en las personas adultas y hace que le repriman y le limiten las 
oportunidades de aprendizaje. Si la familia vive en una casa humilde, el niño 
inquieto puede pasarse la mayor parte del día amarrado en la sillita de paseo o confinado en el parque. Incluso en el caso de viviendas en buenas condiciones, pocas personas están preparadas para rediseñar por completo el espacio donde viven para que se acomode a las necesidades de un niño pequeño. Cuántas veces al día tenemos que decir "No, no lo toques" cuando quieren agarrar y manejar nuestras cosas más preciosas y peligrosas (para ellos). La necesidad de emplear la coordinación entre ojos, manos y objeto, cada vez más precisa, combinada con una viva curiosidad, se convierte en motivo de conflicto.


Se dice a menudo que la concentración que se observa en los niños cuando permanecen sentadas junto al "Cesto del tesoro" se pierde cuando ya saben desplazarse. El comentario habitual de las educadoras es que los niños y niñas de entre 1 y 2 años "van de una cosa a otra", que el material de juego de que disponen no retiene su atención más que algunos minutos. No les interesan los rompecabezas ni colocar piezas en los agujeros "correspondientes", y lo habitual es que los tiren al suelo. En realidad, los niños nos están diciendo: "Antes quiero hacer otras cosas". Los juegos en los que hay una respuesta "correcta", determinada por los adultos, no pueden satisfacer su grado de competencia.


En el segundo año de vida, sienten una necesidad imperiosa de explorar y descubrir por sí mismas cómo se comportan las cosas en el espacio cuando las manipulan. Necesitan una amplia variedad de objetos con los que puedan realizar estos experimentos, objetos que sean siempre nuevos e interesantes, y que desde luego no se pueden comprar por catálogo. 


Cuando se les observa nos viene a la memoria la antigua historia de Arquímedes en el baño. Cuando descubrió la ley del desplazamiento del agua debido al volumen de su cuerpo, se dice que salió del baño gritando jubiloso: "¡Eureka! ¡Lo he descubierto!" El término griego "eurisko" del que deriva el adjetivo "heurístico" significa "sirve para descubrir o alcanzar el conocimiento de". Esto es exactamente lo que hacen por voluntad propia, sin que ningún adulto les oriente, siempre y cuando dispongan de los materiales con los que puedan realizar, su exploración. No sólo no pierden la capacidad de concentrarse, sino que se demuestra claramente que, dadas las condiciones y el material adecuado, pueden desarrollar la concentración de una forma nueva. (...)


REFLEXIONES DE COMPAÑERAS SOBRE EL JUEGO HEURÍSTICO EN LOS GRUPOS DE 2-3 AÑOS

MIRIAM.
No sé, yo creo que en 2-3 no se realiza juego heurístico porque a l@s niñ@s, a partir de los 24/26 meses aproximadamente, les comienza a llamar la atención aquellos comportamientos que son conocidos para ell@s y que forman parte de su vida cotidiana, con lo que empiezan a perder interés por el juego heurístico y a sentirse atraíd@s por querer imitar las conductas de la realidad, aunque aún no sean capaces de simbolizarlas.
Sin embargo, pienso que se podría realizar en el aula de 2-3 una actividad que sirva de continuación del juego heurístico a la par de que de preludio del juego simbólico, enlazando la espontaneidad que favorece el juego heurístico (sin olvidar que éste es un juego de experimentación y descubrimiento) con las representaciones mentales que el niñ@ hace a través del juego simbólico y mediante las cuales asimila y comprende las situaciones que vive en la vida real.


KARMELE.
Yo creo que el juego heuristico se ofrece a partir de que los niños/as empiezan a caminar, antes ya se les ha ofrecido el cesto de los tesoros. Creo que el momento apropiado es de 18 a 24 meses. Este juego de llenar y vaciar da respuesta a todo lo que tiene que ver con la angustia de separación ( ausencia- presencia ). También es un juego de conocimiento del mundo a través de los objetos y aunque son pequeños ya se están creando las bases del pensamiento cientifico y matemático.
Yo presento a los niños/as a partir de los dos años, los objetos de juego heuristico en estanterias. El juego cambia, pero creo que es muy interesante... empiezan las seriaciones, también las composiciones... ¿ por qué limitar a una edad determinada este juego tan interesante ? Un saludo.

SILVIA.
Personalmente creo que no debería haber edad para cada juego, sino observación por nuestra parte como maestros. Es decir, hay niños en "edad de juego heurístico" a los que no les interesa porque son muy maduros para su edad o porque ya han jugado y explotado mucho ese juego, y hay niños en "edad de juego simbólico" a los que les propones el juego heurístico y flipan. Pero claro que no es fácil hacer un juego individualizado para cada niño con un grupo-clase de 20 niños y 20 niveles distintos de madurez.
La forma en la que yo lo intenté solucionar fue haciendo un día todas las semanas destinado a una actividad de experimentación pura. Lo hacíamos con garbanzos, bandejas y bols o materiales similares. Las acciones que se desarrollaban eran muy similares a las del juego heurístico y la verdad es que el periodo de adaptación se hizo más fácil para algunos, ya que llenaban y vaciaban (forma de vivir la angustia de separación como ha dicho Karmele, es muy de Aucouturier eso jiji). Quizá podría ser una actividad puente entre el juego heurístico y el juego simbólico, acompañado por el tener los materiales heurísticos en el aula.
Cuando vuelva a una escuela lo probaré.

Visitas de educador@s

Premios y Regalos

Mención al FORO

Mención al FORO
Gracias a tod@s

ENLÁZANOS DESDE TU BLOG

Copia el código y pégalo (html) en tu blog para enlazarnos

Numero de Visitas

Subir a Inicio